Islas Feroe durante la segunda guerra mundial

Memorial guerra mundial

La Segunda Guerra Mundial es considerado como el conflicto bélico de mayor magnitud en la historia de la humanidad, se desarrolló entre 1939 y 1945 y afectó al planeta de manera global al verse implicadas en esta contienda bélica gran parte de las naciones del mundo, incluidas las naciones consideradas potencias que se agruparon en dos grandes alianzas militares los Aliados y las Potencias del Eje.

Los grupo conocido como los Aliados estaba conformado por Estados Unidos, Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviética y la Tercera República Francesa: las Potencias del Eje eran Alemania, el Imperio de Japón, el Reino de Italia y algunos socios como Hungría, Rumanía y Bulgaria.

Este conflicto bélico global movilizó a más de cien millones de militares, la mayor parte del mundo, incluidas las grandes potencias dedicaron su economía, los avances científico – técnicos y los recursos civiles y militares a esta guerra que cobró la vida de sesenta millones de personas e incluyó nefastas prácticas como el Holocausto y el uso de armas nucleares.

En 1939, Alemania, gobernada por el Tercer Reich, le exige a Dinamarca firmar un tratado de no agresión, las autoridades danesas aceptan el tratado, pocos meses después el Ejército Nazi invade Polonia, un hecho que marca el inicio de la segunda Guerra Mundial, Dinamarca se declara país neutral.

El 9 de abril de 1940 el Ejército Alemán marcha sobre Dinamarca se inicia la invasión, las fuerzas de ocupación entregan un ultimátum exigiendo que no haya resistencia, a cambio de ello ofrecen protección respeto a la jerarquía e independencia política de la nación. El Rey y el Gobierno Danés aceptan las exigencias de Alemania y se da la ocupación pacífica del Reino de Dinamarca.

Ocupación británica de las islas Feroe

Los Aliados responden a la invasión alemana de Dinamarca y Noruega ocupando los territorios de estas naciones en el Atlántico Norte para evitar que los ejércitos del Eje se apoderen de esta región ultramarina. El 12 de abril de 1940 ejecutan la Operación de San Valentín, la cual consistió en la ocupación de las Islas Feroe, así como la confiscación de una gran cantidad de naves mercantes danesas.

Esta estrategia permitió a los Aliados adelantarse a una supuesta invasión nazi de esta región considerada estratégica desde el punto de vista militar, los habitantes de las islas Feroe apoyaron en su gran mayoría la ocupación británica, posterior a la ocupación se convocó a una reunión de emergencia del Løgting (parlamento feroés) en la cual los independentistas intentaron declarar la independencia.

No obstante fueron derrotados y no se pudo declarar la separación formal del Reino de Dinamarca; las primeras medidas adoptadas luego de la llegada de las tropas británicas fue la aplicación de un apagón nocturno en las principales islas, la prohibición de utilización de vehículos de motor en horas nocturnas y la censura al correo y el telégrafo.

Durante la ocupación se construyeron bunkers y otras instalaciones para la protección de las Islas Feroe, que sufrieron algunos ataques aéreos de aviones de la Luftwaffe alemana en el curso de la guerra, no obstante nunca se intentó una invasión a gran escala, con el fin de la guerra en 1945 las fuerzas británicas abandonaron las islas Feroe en septiembre de ese año.

Nazis feroeses

En la década de los treinta del siglo pasado el movimiento nazi alemán despertó una gran simpatía en toda Europa, incluso en países de otros continentes, en Dinamarca se formó el filonazi Freikorps Danmark, un cuerpo de voluntarios que apoyaba las actividades del partido nazi y del Tercer Reich, algunos ciudadanos feroeses participaron activamente en este cuerpo.

Cabe destacar que el número de feroeses que combatieron en el bando alemán no fue muy elevado, motivado entre otras cosas a que el país, en ese momento un condado danés, estaba ocupado por las fuerzas aliadas, la mayor participación feroesa a favor de los nazis se dio entonces por algunos de sus ciudadanos residentes en Dinamarca.

Uno de estos personajes fue Sverre Djurhuus uno de los ciudadanos feroeses más activos en el movimiento nazi danés y miembro del Partido Nacional-Socialista de Dinamarca, quien fue condenado a prisión luego de finalizar la guerra, tras ser liberado regresó a las islas Feroe y se convirtió en un activista político pro independentista.